miércoles, mayo 05, 2010

Como si no hubiera existido.

Hoy se va otro compañero de la empresa. Espero que le vaya bien, por supuesto. Pero siendo franca, no voy a echarle de menos. Y en unos días será como si jamás hubiera existido.

Ahora es cuando las dos ñoñas de turno se me echarían al cuello por ser tan insensible.

Quizá mi expresión es demasiado seca y necesite aclaración.
En realidad no niego su existencia como ser humano en este mundo. Simplemente en mi pequeño mundo apenas ha tenido calado y por tanto su recuerdo perdurará poco. Es posible también que mi memoria sea más volátil que la de estas dos, pero me parece un tanto hipócrita declarar una pena tan grande por alguien con el que apenas si mantienen relación diaria.
Es como en los entierros: la plañidera no es quien más siente la muerte del difunto; las ñoñas tampoco son personas más sensibles. Tampoco son mejores personas.

Pero en todo caso, me joden este tipo de insinuaciones sobre mi persona. Y estoy harta de que la gente me diga cómo tengo que sentir y cómo tengo que comportarme. Madre ya tengo una y me basta.

4 comentarios:

Goldman (bad to the bone) dijo...

A encantado la frase "la plañidera no es quien más siente la muerte del difunto"... es totalmente cierta.

A veces la gente es tan hipócrita que no merece casi la pena dar crédito a sus opiniones. Esos compeñaros tuyos no pensarán en una semana más que tú en el que se ha ido. Es lógico que el hehco de que se vaya una persona con quien apenas has tenido trato te de un poco igual... compartir un espacio fisico no reporta un contacto directo... pero claro, los entierros y las despedidas son así, hay que ser "buena gente"... "qué pena que se vaya este, ¿verdad?"... más bien diría qué pena que lo digas cuando mientras ha estado aquí no le has visto mas que como a un compañero. Hipocresía, estamos en el mundo de la hipocresía.

sharing-dreams dijo...

Viva la autenticidad y la libertad de ser uno mismo. A mí me parece muy bien que te rebeles contra la hipocresía, señalándola también. Siente lo que te de la gana SIEMPRE.

Crisis@Madrid dijo...

Estoy con Goldman. Todo los de tu curro, salvo quizá el único que haya tenido un mayor trato con ese ex-compañero, y ni incluso ese, pronto dejarán de acordarse del que se acaba de ir.

Pasa de lo que piensen tus ñoñas compañeras. Si a ellas les va el papel de sentimentales a ti no tiene ni que irte ni que gustarte. Cada uno es como es y punto.

mastegas dijo...

Life come and goes...

¿Cómo acordarse de alguien que no dejó huella en tu vida?