domingo, diciembre 30, 2012

Despidiendo el 2012

Resulta complicado escribir un post con una sola mano, pero es lo que hay tras haberme fracturado el radio hace dos días en clase de patinaje. Es el colofón a un año que me resulta nefasto y que deseo que finalice de una vez por todas. Sin embargo, este año tambiñen ha tenido momentos buenos, que son los únicos que quiero recordar en este post:
  • El comienzo del año sobre la Bola del Mundo.
  • El viaje a Tokio.
  • El fin de semana en Rennes, incluyendo la visita al monte Sant Michel.
  • Las pintas de cerveza junto al canal en Buckinhamshire.
  • El baño en las pozas del Cambrones
  • El baño en la fuente del Canastillo en La Granja y el paseo matutino por la Horizontal.
  • El dueto con Isabel.
  • El concierto de Metallica en el Sonisphere.
  • El baño en el mar Cantábrico en Rupuente. 
  • Los desayunos en la posada de los cautivos.
  • La belleza y delicadeza de las agujas de la cueva de El Soplao.
  • Llegar por fin al faro de Westerhever.
  • El concierto de Machine Head en el W:O:A.
  • El fin de semana en París con mi madre.
  • La cena con Rodri en Lisboa escuchando fado.
  • El viaje a Nueva York.
  • El musical de Wicked.
  • El retrato-frase de María.
  • La bufanda de Ozzy. 
  • El tobogán de la Ciudad Encantada.
  • Hacer el salto del 3.
Seguramente me deje cosas en el tintero. Después de todo no va a ser mal año.

viernes, diciembre 14, 2012

Una frase de regalo


Ayer terminaba el curso de chino y la profesora quiso hacernos un regalo. Un retrato nuestro, de cómo nos ve Maliya a cada una de nosotras. Un retrato muy especial, porque no es una imagen, sino una frase que nos describe.
Como Maliya dice que no escribe bien, le pidió a su marido, maestro de caligrafía china, que la ayudara. Ella le fue hablando de nosotras y él eligió las palabras y las escribió. Mi retrato dice "El mar del conocimiento no tiene límite".
Fue algo tan inesperado y tan hermoso, que nos emocionamos muchísimo. De hecho, puedo asegurar que es uno de los regalos más bonitos que me han hecho nunca. Así que voy a enmarcarlo y lo voy a colgar en mi casa, bien a la vista, para poder recordar este momento tan especial.

viernes, noviembre 30, 2012

Into the void

Nuestra vida está marcada por unas creencias y unos valores transmitidos por nuestros padres y la sociedad. Son aquellos que hemos esculpido en piedra para no olvidarlos nunca, para que fundamenten nuestra personalidad y guíen nuestro paso por la vida. Pero un día, descubrimos que aquello que nos sostenía estaba equivocado, que todo en lo que nos basábamos era erróneo y nocivo.
Así, de repente, en un instante, nuestro mundo se tambalea, se resquebraja, se hunde. Y con ello lo que somos.

Lo que soy.

En un instante, sin saber qué ha cambiado, he dejado de ser válida para mí. Me encuentro perdida en medio del vacío, de la nada más absoluta, esperando lo inevitable: algo que no sé que es pero que me acecha y que se aproxima, inexorablemete, pero lentamente, prolongando la agonía.Realmente no sé si tengo capacidad de acción, ni hacia dónde he de moverme, porque no tengo claras las alternativas (si es que hay alguna). 

Mientras lucho por mantenerme en el vacío, sólo puedo recordar la última escena de La Historia Interminable, cuando Fantasía ha sido ya engullida por la Nada y sólo quedan fragmentos dispersos e inertes de lo que una vez fue. Quizá quede un resquicio de esperanza: una semilla de luz que germine en un nuevo mundo si el salvador pronuncia el nombre de la Emperatriz. Pero eso sólo ocurre en las películas de finales felices, cuando el héroe se sobrepone a sus miedos. 

En la vida real, no hay héroes, ni finales felices. Sé que queda esperanza, pero no tengo fuerzas para aferrarme a ella, para reconstruirme de nuevo, para empezar de cero. Quizá lo más fácil sea desvanecerse en el vacío.

domingo, noviembre 18, 2012

La salida del túnel

No me puedo creer que hayan pasado tantas semanas desde mi último post.
Tengo el blog olvidadísimo y no será por cosas que pueda contar: varios meses tumultuosos, llenos de sinsabores y amarguras. Pero son cosas que no quiero compartir con nadie.
Ahora afronto el fnal del año, con varias cargas a mi espalda. La primera vence la próxima semana. Estoy deseando soltar ese lastre y poder salir a la superficie, como el ser monstruoso de la imagen. Al igual que él, saldré de ello pálida, enferma, vulnerable, sola. Sobreviviré, estoy segura. Pero me pregunto si no debería emprender un camino más radical. Lástima de tiempos.

lunes, julio 23, 2012

The memories change

Un día los recuerdos cambiarán, se difuminarán, se borrarán.
Quizá un día nada haya sucedido.
Y habré perdido 15 años de mi vida.


miércoles, julio 18, 2012

La Delicadeza


Basada en la novela homónima de David Foenkinos, "La Delicadeza" es una película sensible, tierna, y romántica al estilo francés (estilo que aprecio bastante).Tiene además grandes dosis de optimismo y humor. Incluso su final, que me resulta un pelín abrupt, está bañado de un tono amable y poético.

Narra la historia de Nathalie, una mujer cuya perfecta vida se ve truncada al morir su marido, el amor de su vida. A partir de ese momento, Nathalie se encierra en su trabajo. Sin embargo, tres años después conoce a Markus, un compañero de trabajo con el que comienza una relación de manera un tanto inusual y que, contra todo pronóstico, termina convirtiéndose en una bonita historia de amor. Markus, una persona de aspecto tosco y que pasa bastante desapercibido, conquista a Nathalie gracias a su manera de ser: una buena persona, serena y con un gran sentido del humor.

El mensaje de la película es doble. Por un lado, nos transmite un mensaje optimista de que hasta las tragedias más grandes se superan y que esto sólo depende de nosotros y de nuestra disposición. Por otro lado, aboga por la belleza interior de las personas.

No tenía pensado ver esta película, pero ante las perspectivas de un miércoles como el de hoy, día del espectador además, ¿por qué no? Al final me ha resultado que me ha gustado un montón. Lástima no haberla visto en V.O.

lunes, julio 09, 2012

viernes, junio 01, 2012

Los Juegos del Hambre


Hace unas semanas acabé esta trilogía. Ciertamente la lectura vino motivada por la película. Y como era de esperar, el libro superó a aquella, a pesar de que me había gustado bastante (sí, vuelvo a estar en una de esas fases en las que no busco la calidad precisamente).

Puedo decir que he devorado los libros porque no creo haber tardado ni un mes en leer los tres. La lectura es sencilla, orientada más bien a un público juvenil. Sin embargo, dentro de esa sencillez, el libro ofrece múltiples aspectos para reflexionar. Todos estos aspectos tienen que ver con un tema que nunca se acaba: la guerra. La guerra y su crueldad, sus artimañas, su propaganda, las represalias en ambos bandos y que ninguna causa es puramente buena. El tercer libro es especialmente oscuro y en mi opinión se ceba un poco en el sufrimiento de Katniss, la protagonista de la trilogía. A fin de cuentas el libro está narrado desde su perspectiva, pero no le pueden pasar más cosas. 

Katniss es un personaje femenino bastante fuerte, pero un poco frío para mi gusto. Quizá porque ha tenido una vida muy dura, parece impasible ante todo lo que sucede, excepto en lo que se refiere a la seguridad de su hermana Prim. Ni siquiera el capítulo en el que se alía con Rue, la niña del distrito 11, resulta entrañable. Y no es que no tenga sentimientos, es que parece que esté muerta en vida.

Por el contrario está Peeta, que es un personaje muy luminoso. Enamorado de Katniss desde niños, él sólo vive para ella. Todo lo que hace es por ella y para ella. Peeta le aporta a Katniss lo que ella no ha tenido y necesita: seguridad, amor, y esperanza. La verdad que el chico es una joya, pero ella no valora esto hasta que lo pierde. 

Ellos dos son los que conducen la trama del libro. Es verdad que hay un tercer personaje que ejerce de vértice de triángulo, pero sólo para contraponerlo a Peeta. Gale, el amigo de la infancia de Katniss y compañero de caza, que dice estar enamorado de ella, pero cuyas acciones van más encaminadas a la rebelión que a estar con ella.

En resumen, unos libros muy entretenidos.

lunes, mayo 28, 2012

Sonisphere 2012


Entré en contacto con Metallica en 1992, cuando el metal no era mi estilo musical. Empezaba entonces a interesarme, pero yo estaba más centrada en Guns ‘n’ Roses y su doble Use Your Illusion. Fue más tarde, en la universidad, cuando empecé a sumergirme del todo en el metal. Mi primer San Teleco quedará marcado por varias cosas, una de ellas es el mítico “Enter Sandman”. De ahí a pasar al Black Album era sólo cuestión de tiempo. Desde entonces fue mi disco favorito de la banda. Quién iba a decirme a mí que iba a poder disfrutar un concierto entero del mismo.

El Sonisphere fue la oportunidad soñada. Concierto sublime de dos horas de la banda americana, uno de los mejores de mi vida (y mira que he ido a conciertos). Fue una gozada poder escuchar canciones como “Wherever I may roam”, “Of Wolf and Man”, ”The God that failed” o por qué no “Sad but True”, que no me gusta demasiado, pero que es un clásico. Pero si he de elegir un momento, ese fue cuando la banda interpretó “Nothing else matters”, coreada por todo el público al unísono; fue vibrante, emocionante, mágico. Ya me gustaría que publicasen un DVD del concierto para poder comprarlo.

Por lo demás, el Sonisphere resultó una experiencia desigual. En cuanto a las bandas, destacar The Offspring el viernes, que sonaron bien y estuvieron divertidos. Paradise Lost se pasaron un poco con el “Tragic Idol” y no tocaron ni una sola canción del “Draconian Times”, el que posiblemente sea su mejor álbum. Soundgarden sonaron rarísimos y por los comentarios que he oído (sólo escuché un par de canciones), su concierto fue bastante aburrido. Por otro lado, parece que Machine Head tuvieron problemas técnicos y tampoco sonaron bien. Una pena porque era la mejor banda del viernes (o de todo el festival :-P). Casi me alegro de habérmelos perdido, aunque tenía muchísimas ganas de haberlos visto (me encanta su último álbum).

El sábado, quitando el mal sonido de Children of Bodom, todos los demás estuvieron impecables. Me sigue fascinando el sonido tan limpio de Within Temptation y la pureza de la voz de Sharon den Adel. ¡Si es que parece play back de bien que canta!. Ainss, ya quisiera yo cantar como ella. Slayer estuvieron perfectos, como siempre. Y Gojira sonaban muy bien cuando nos íbamos. Lástima que Fear Factory tocaran tan de madrugada, pero estábamos muy cansados y el coche estaba lejos.

Y es que el tema aparcamiento ha sido un poco complicado debido a la gran afluencia de gente que quería ver a Metallica (se dice que unas 54000 personas) más la confluencia con las fiestas de Getafe. Una pena porque el sitio elegido para el festival me parece mejor que el del año pasado. Además se nota que vamos aprendiendo algo de otros festivales, porque todo el emplazamiento recordaba un poco al Wacken. Aún quedan puntos de mejora, pero se notan progresos. No sé qué opinará la gente que acampó, aunque debió ser durillo.

Y bueno, ahora hay que ponerse las pilas para ver a Amon Amarth el próximo mes :-)

viernes, mayo 25, 2012

PCBs que pensé olvidadas

Footprint, clearance, mil. Conceptos que pensé olvidados en un cajón hace más de cuatro año. Sin embargo, hoy mis sueños me devuelven a aquellos tiempos por razones que no entiendo.

Así que en un momento de mi sueño me encuentro frente a una enorme placa de circuito impreso que se eleva en el aire. Percibo nítidamente la masa y la alimentación claramente definidas por su grosor y rutadas en su capa correspondiente, los rutados en las capas intermedias, las conexiones en los pads, hasta el silkscreen de los footprints colocado aleatoriamente. De pronto sé qué me queda por hacer: limpiar el rutado, minimizar vias, acodar pistas, agrandar las conexiones, poner las pantallas de cobre y girar los rótulos. Y también sé que no debo dejar que mi compañera de trabajo toque nada porque lo va a estropear. No sé qué me da más ansiedad: todo el post-procesado de rutado o que ella meta sus manazas en el proceso.

Despierto y sigo sorprendida por el sueño. ¿De dónde saco toda esa información? De años de experiencia por supuesto, pero me sorprende que las ideas estén tan claras en mi cabeza. ¿Por qué ahora? Los telecos compartimos un sueño derivado de los años de universidad: nos queda una asignatura para acabar la carrera. Puede que esto sea parte de un sueño de electrónicos. Se dice que durante los sueños, el cerebro aprovecha para ordenar ideas, resolver problemas, ayudarnos a afrontar situaciones. Quizá, en un proceso similar al de ordenar armarios, es necesario sacar cosas para hacer sitio a las nuevas.

viernes, mayo 18, 2012

¿Razón o sentimiento?

 













Lola me aconseja que sienta más, que me deje llevar por el corazón. Dice que analizo demasiado las cosas, que pienso demasiado, que racionalizo demasiado. Vaya, toda la vida creyéndome del arquetipo emocional y resulta que soy totalmente analítica. No sé qué esperaba con la luna en Géminis, la verdad.

Pero dejarme llevar supone ceder relajar el control que intento ejercer sobre las cosas y eso no me parece demasiado prudente. ¿Cómo distinguir el capricho de la necesidad? Y así me hallo, en plena disyuntiva, intentando dilucidad si lo que siento es hastío o miedo, porque las acciones a tomar son muy diferentes. Y aunque creo saber la respuesta, aún me pregunto sobre lo acertado de la misma, por miedo a equivocarme.

En resumen, un sinvivir.

sábado, abril 21, 2012

Experiencia Flow

Con vistas a preparar el próximo festival, hoy teníamos previsto meter el piano y el violín en los ensayos vocales. Desde el primer momento el acompañamiento del piano sonaba extraño en relación con la voz y nos ha despistado a todos. Así que Isa ha preferido dejar de lado el violín y centrarnos en los acordes de piano. Hemos tenido que hacer un montón de arreglos, conforme al gusto y criterio de Isa, pero el caso es que estábamos tan todos tan concentrados y tan involucrados que nos hemos comido la mitad de la clase de la pobre Edris. 

La canción está quedando bastante bien, a pesar de que aún tenemos que terminar los cambios y ensayar. A ver si Jose puede practicar con el violín y conseguimos unirlo también. Lo más bonito de todo, sin embargo, es darse cuenta de que estoy participando en un proyecto en el que, para variar, todo el mundo está ilusionado e intenta dar lo mejor de sí. Y eso, tras varios meses de apatía y frustración, resulta refrescante.

PS: Me encanta Edris. Qué bien canta, qué mona es. Y qué canción más complicada ha elegido.

martes, marzo 20, 2012

Feliz cumpleaños


Tal día como hoy nevaba en las calles.  Resulta casi imposible imaginarse semejante escena cuando acabamos de terminar uno de los inviernos más cálidos que se recuerdan. También resulta difícil de creer que un bebé quiera nacer en semejante época, un mes antes de lo esperado. Cabría esperar que la naturaleza, sabia como es, quisiera haberte protegido del frío y la escarcha. Quizá esa fue tu voluntad o quizá fueron los juegos del destino. Me parece que antes los nacimientos tenían algo mágico;  ahora esa magia queda empañada por la voluntad del ginecólogo que programa las cesáreas conforme a sus vacaciones. Puede que no tenga demasiada importancia, salvo para nosotras que creemos en la astrología, porque toda vida tiene un sentido más allá de las circunstancias, aunque permanezca oculto toda nuestra vida, incluso al llegar al final de la misma.

Es ese desconocimiento el que hace que este mundo en el que vivimos resulte extraño, ajeno, caprichoso, frío, incluso cruel. Pero al mismo tiempo, debemos celebrar la vida porque a ella pertenecemos, especialmente nosotras que hemos estado morando en la oscuridad tanto tiempo y a veces nos vemos acechadas por sombras amenazadoras. Por eso hoy quiero celebrar contigo este día, tu día, para que no se te olvide que también hay momentos luminosos, llenos de energía, alegría y belleza (quizá no hoy, vale, pero habrá otros), y que hay alguien ahí que te quiere tal como eres: tu mejor amiga, tu compañera, tu soporte, tu guía, tu paño de lágrimas. Porque puedes estar segura de que puedes contar conmigo siempre. Y ese es el regalo que puedo hacerte año tras año, como una renovación de los votos de la amistad más profunda y fuerte, ya que el vínculo que nos une es inquebrantable, diamantino y reluce como tal.

Feliz cumpleaños.

domingo, marzo 04, 2012

Vergissmeinnicht (2004)

Oyes mi melodía al piano y te enamoras de mí. Salimos a pasear, contemplamos las estrellas en el planetario y cerramos la noche con un vals. Al día siguiente comenzamos de nuevo. Soy una desconocida. Tu mente me borró en la noche y sólo me deja el día como consuelo. Pero no me importa. Si no fuera por estos momentos, yo sería la olvidada del mundo. Gracias a Dios te tengo a ti y la compañía que me brindas.

miércoles, febrero 15, 2012

La silla vacía



Lola y sus ejercicios. Hace unos días me propuso hacer este famoso (?) ejercicio para ayudarme a expresar mis emociones. Dejando a parte la vergüenza que supone hablar a una silla vacía, imaginando que la ocupa la persona a la que quieres dirigirte, y que alguien presencie el soliloquio, el ejercicio no sirvió tanto al propósito inicial, sino a darme cuenta de un hecho personal e interior: no es lo mismo expresar argumentos que expresar sentimientos. 

No es lo mismo decir: "soy una inútil" a "me siento inútil"; el regusto que deja en el cuerpo es muy diferente. En la primera frase la percepción resuena artificial, abstracta, de larga duración; la segunda es mucho más objetiva y esperanzadora. 

Más aún, parece que tiendo a etiquetar los sentimientos de manera errónea. Quizá porque no conozco sus nombres (o no quiero nombrarlos), al igual que no sabría desmenuzar los sabores y aromas de un vino. "Me siento mal" es una generalidad que engloba muchos sentimientos combinados. "Me siento decepcionada, frustrada, ninguneada, herida, vulnerable, expuesta, desestabilizada" es mucho más preciso e identifica más aquello que podría cambiar.

Un ejercicio muy revelador. Quizá ahora tocaría la segunda parte: sentar a las personas en la silla. Pero es algo para lo que no me siento preparada aún.  No sólo se trata de saltar con red, se trata de que no me parece bien soltar mi carga emocional sin miramientos. Un compañero de trabajo lo hizo una vez y fue muy desagradable porque me pilló desprevenida, porque el mensaje era indeseado y porque de algún modo me sentí responsable (sin serlo). No me parece bien hacer lo mismo. Pero mi empatía no me ayuda generalmente. Así que quizá debiera ser más egoísta y pensar en mi bienestar y en mi progreso personal.

miércoles, febrero 08, 2012

Recuerdos moldeables.

La semana pasada volvía a escuchar una preciosa canción de Guns & Roses del album "Lies".
Entonces recordé que una compañera del colegio me había hablado de ella por primera vez hace muchos años. No estoy segura de que conozca la canción gracias a ella, pero sí de que empezara a valorarla gracias a ella, debido a un comentario que hizo en su momento.

Por supuesto, cuando se lo mencioné, ella no recordaba nada.

Me resulta curioso e interesante cómo una simple frase puede influirnos tanto para hacer que nuestra atención se pose en ciertos aspectos que habíamos ignorado.

También es curioso cómo los instantes vividos son diferentes para cada persona que participó de ellos. En este caso, ambas vivimosla misma situación, pero claramente ese momento significó más para mí que para ella. Quizá hay un elemento (la canción) y el impacto del mismo que hace que yo sea capaz de evocarlo y ella no.

Incluso aun si ella lo hubiera recordado, su visión de aquél instante sería totalmente diferente, no sólo porque registramos una versión parcial de los acontecimientos, sino porque esa versión se va modificando en nuestra mente con el paso de los años.

Creo que incluso el cerebro es capaz de crear recuerdos autónomamente.
 
Así que lo que recordamos no es exacto, quizá tampoco real.

¿Importa mucho? Si es algo biológico, entiendo que no. Nuestro cuerpo funciona así por un motivo que aún desconocemos. Pero la Naturaleza es sabia. Deberíamos confiar en ella.

sábado, febrero 04, 2012

The runner's prayer


Dedicada a Crisis porque aun declarándose agnóstica, sigue creyendo en sus posibilidades.
Dedicada a Dave porque podría ser también la oración de los ciclistas.
La espiritualidad se puede encontrar en muchos sitios, incluso en los más insospechados. El cuerpo no está aislado del espíritu. El hombre es carne y es alma y tiene que satisfacer ambas naturalezas.



jueves, febrero 02, 2012

Dracula

Aun teniendo claro el argumento, no había querido leer demasiadas reseñas sobre la obra para no llenarme de prejuicios de otros. Pero es inevitable terminar encontrándote con alguna que te va desvelando detalles. Aún así la obra guardó sorpresas que ayudaron a que resultara entretenida, a pesar de mi cansancio. Para mi gusto, quizá hubo efectos sonoros de más que intentaban reforzar la atmósfera gótica de la obra. El problema es que el volumen no estaba equalizado.

El escenario me gustó mucho. Representaba el interior de la mansión de los Seward, con todo lujo de detalles, incluyendo una escalera de caracol y las ramas desnudas de los árboles del exterior.

El argumento coincidía bastante con la película, así que iba a gustarme. Quizás destacar las diferencias en ciertas relaciones de los personajes, como que Lucy fuera hija de Van Helsing, por ejemplo. Eso sí, el final me pareció un poco flojo, quizá precipitado. La escena final me sobra, sobre todo cuando transcurre al final de los aplausos.

Las interpretaciones bastante buenas, en especial la de Emilio Gutiérrez Caba haciendo del profesor Van Helsing, el protagonista de la obra. También me gustaron mucho César Sánchez como Arthur Seward y Mario Zorrilla como Rendfield, con el que me reí mucho.

La valoración global sobre la obra es bastante positiva. 
Una buena tarde-noche de miércoles. Un cambio en la semana.

miércoles, febrero 01, 2012

Cosas que damos por hecho

Damos muchas cosas por hecho:
- El sol saldrá cada mañana.
- La Tierra no dejará de rotar sobre su eje.
- La Luna siempre girará alrededor de la Tierra.
- La lluvia repetirá su ciclo.
- Las ballenas existirán siempre.

No es cierto. 
Pensamos de esta manera para simplificar nuestra vida, para no llenarla de preocupaciones adicionales a las operativas.
Está bien, supongo.

Cotidianamente también pecamos de esa indolencia. 
Pensamos que nuestros padres estarán siempre con nosotros, que nuestra juventud será eterna, que viviremos desahogadamente toda nuestra vida. 
Tampoco es cierto. Por eso no valoramos lo que tenemos hasta que es tarde.

Igualmente podemos aplicarlo a las personas.
Si das por hecho mi lealtad, mi entrega, mi esfuerzo, mi generosidad, mi minuciosidad, te equivocas.
Pero estás en tu derecho de no valorarlo.
Yo estoy en el mío de no ofrecerlo.

domingo, enero 22, 2012

Tokyo

My boots are not made for walking. Por eso mismo me encuentro ahora escribiendo esta entrada, sentada en la cama de mi habitación, mientras me recupero del dolor de pies de caminar por toda la ciudad. Pero calculo que en media hora estaré de nuevo en las calles de Tokyo visitando los últimos rincones que me quedan por ver. He sacrificado Kamakura por ellos y resulta que hoy por fin sale el sol. No me arrepiento si consigo ver Shibuya y Shinjuku esta tarde. Es ambicioso, pero no imposible.

Son muchas las cosas que podría contar de mi visita a Tokyo. Incidentes, ninguno, pero sí hay muchos aspectos a mencionar. No sé ni por dónde empezar.

Pese a lo que diga Josemi, los japoneses no son extremadamente feos. He visto chicas preciosas, pequeñas y delgadas, de cutis perfecto, como muñecas. Quizá los hombres sean menos agraciados, pero tampoco son espantosos. No sé qué cánones de belleza sigue este chico, la verdad.

Lo que sí es cierto es el tópico de que son amables y serviciales. Al extremo (tengo grabado el “irashaimaseeeeee” en la cabeza de tanto escucharlo). Muy silenciosos. Muy limpios, llegando a la exageración. Eso hace que me parezcan poco ecológicos. En mi opinión, usan demasiada agua, aunque no parece que tengan problemas de abastecimiento (con tanta lluvia interminable).

También es verdad que el inglés se les da mal. Se esfuerzan poquito por hablarlo. Algunos entienden al menos, pero otros…A Dios gracias, existe el chino para poder entender algunas cosas escritas. Para comunicarnos, las cuatro expresiones que me sé en japonés y, especialmente, los gestos. El idioma en sí es curioso y muy cantarín, aunque en algunos momentos es un poco rayante.

La comida era mi caballo de batalla hasta que descubrí el ramen. Es una sopa de fideos con carne muy sabrosa. Eso me ha salvado de pasarme una semana comienzo una-don (anguila con arroz). El Soba está bien, pero no acompaña con el frío que hace. También he probado la tempura de gambas (muy rica) y toniniku (carne de pollo) en varias versiones. Hoy he decidido occidentalizar la comida, probando en una cadena de hamburgueserías local llamada “Lottería” (da miedo el nombre).

La comida es bastante cara. Sobre todo el café. El precio es de unos 6 euros de media. Me está sangrando monetariamente (junto con los souvenirs, que tampoco son baratos). Pero o me tomo el café o me congelo. Me queda algo de dinero, pero se me está acabando. No me gustaría tener que sacar o cambiar los pocos euros que me quedan. Podría pagar con tarjeta, pero no siempre es posible y además me da miedo rebasar el límite y no poder pagar el hotel. Lo único bueno de los establecimientos es que hay agua fría disponible siempre y es gratis, con lo que no hace falta pedir bebida. En algunos sitios dan té caliente, pero es un poco raro (como graso) y no me gusta mucho.

Para ser una ciudad tan avanzada, no hay demasiados hot-spots para conectarse. El Wifi no es lo suyo. A ver si Akibahara me cambia la percepción.

Tokio no es una ciudad bonita en sí. Pero es muy interesante por todos los contrastes que tiene. Basta con ver cualquier serie de dibujos animados para hacerse una idea. Aún no puedo decidir cuál es mi zona favorita de la ciudad. Emocionalmente quizá me quede con Ginza, porque es donde estoy alojada (el concepto “refugio” es importante para mí”. Es el barrio más de negocios de la ciudad, lo que hace que parezca una ciudad más, con edificios un poco más altos y con mucho neón por las noches. También me ha gustado mucho Asakusa, que es un templo budista en el centro de la ciudad.

El tema templos es interesante. Es bonito ver cómo la gente acude a ellos a mostrar su devoción y respeto. En occidente lo tomamos como un modelo de espiritualidad. No digo que no, pero tanto que criticamos a la Iglesia católica por sacar dinero a los fieles, hay que ver cómo se lucran los monjes budistas con todo el dinero que se dejan los fieles en sus plegarias, su fortuna, y sus objetos religiosos. Eso le quita un poco de misticismo a esa idea romántica de la espiritualidad asiática. Por cierto, ya sé cómo se sienten ellos visitando una iglesia en España: curiosidad mucha, pero ningún vínculo emocional.

En cuanto a la compañía, gracias a que mi compañero Yosu venía también a la conferencia, no he estado tan sola estos días. No me importa estar sola en general, pero estar sola en Tokyo podría haber sido un reto. Conocimos además a un chico italiano majísimo llamado Roberto, que trabaja en INRIA, y hemos pasado los tres estos días juntos. Aunque a ratos es complicado viajar en grupo, nos hemos llevado bastante bien, en parte porque Roberto y yo somos más flexibles que Yosu. La verdad que hay veces que está bien que decidan por ti.

El viernes nos fuimos los tres a Nikko, que era una de las recomendaciones que teníamos anotadas. Es una ciudad de montaña que tiene varios templos budistas muy repujados y de colores muy vivos. El que estuviera nevando le daba un plus, aunque habría preferido un sol radiante para hacer fotos bonitas. Hacía un frío que pelaba (creo que el día que más frío hemos pasado). Lástima no haber podido ir a un onsen (un baño termal) porque apetecía.

Seguro que me dejo cosas en el tintero, pero voy a ir saliendo a pasear. Saionaraaaaaa.