jueves, junio 17, 2010

Capeando la estupidez humana.

Esta semana se está haciendo dura por la necesidad de lidiar con tantísima estupidez humana . Me siento como Neo en Matrix: sabes que algo está mal, pero no sabes exactamente qué. Yo me pregunto si es normal tanta tontería a mi alrededor, o soy yo la que carece de paciencia y tolerancia. Estoy harta de que me tomen por idiota.

No me parece normal que alguien me "invite" a comer un sábado a su casa de campo para que participe en la remodelación de la misma. ¿No te lo había dicho? Pues mira, para trabajar en casa de alguien, me quedo en la mía, que bastante tengo que hacer. Y si quisiera cuidar hijos cafres, tendría los míos propios. Que yo no tengo la culpa de que no sepas tratarlos y que envidies la libertad de las que no tenemos esas ataduras. Haberlo pensado antes. Ahora no trates de que todo el mundo te libere de una carga que sólo te pertenece a ti.

Tampoco me parece normal que nadie nos avise de que tenemos que cambiarnos de sitio esta semana. Ni que nadie sepa informarnos de nuestra nueva ubicación. Que tengamos que recurrir a una persona de baja para que nos informe, cuando supuestamente tiene un segundo de a bordo nominal al que obviamente ningunean. Que no nos traigan unas míseras cajas donde poder meter nuestros bártulos y que nos metan prisa para desalojar. Ni que mis propios compañeros estén dispuestos a ocupar nuestros sitios como buitres sin esperar a que tengamos nuevo destino. Como le dije al cabezón ayer: yo te cedo el sitio sin problemas; me voy a pasar unas vacaciones a mi casa y cuando ya sepáis dónde nos metemos, entonces nos reincorporamos. A la mierda los proyectos, que yo con ellos no saco más que dolores de cabeza.

Y ya para rematar, tampoco me parece normal que la noña de turno arme la marimorena porque ella viene a trabajar a las 7 de la mañana y en la nueva ubicación abran a las 7.30. Pero ¿cómo se puede ser tan subnormal, tan egocéntrica, tan estúpida de pretender que una persona de seguridad tenga que venir a las 7 para abrirte la puerta a ti? ¿Quién te crees que eres? ¿La reina de España? Pues mira, hija, te jodes. Métete a un bar a tomarte un café , haz la lista de la compra o ponte a hacer calceta, pero no trates de que todo se pliegue a tus necesidades sólo porque las 7 de la mañana te viene mejor para evitar el tráfico y poder aparcar en la zona.

Ayyyyyyyyyyyyy, no puedo con ellos.
Necesito que llegue el fin de semana YA.

1 comentario:

Goldman (bad to the bone) dijo...

Buff, chica, realmente estabas quemada.

La verdad es que es de traca, todos y cada uno de los puntos son para liarse a gorrazos. Me ha encantado tu respuesta al sitio que quería tu sitio, eso son un buen par de ovarios, y además una respuesta más que pertinente. Cuanto gilipollas suelto, de verdad.

Y lo de la piva de las 7.00 yo tengo una sugerencia que no voy a decir por educación de lo que puede hacer en esa media hora. Lo que sí te aseguro es que fijo que sería más útil para su estabilidad que estar trabajando a las 7 de la mañana.

Tranqui ;)