miércoles, marzo 23, 2011

La reina de los ojos violetas

Si existe un adjetivo para calificar a esta mujer ese es "bella".
Hermosa como pocas, de mirada intensa y color insólito.
Esa majestuosidad le acompañaría toda su vida, al margen de la edad, la enfermedad y los excesos.

Salvaje, tormentosa, excesiva, apasionada.
Bebió la vida sin mesura y sin reservas.
Su paso por el mundo podría haber sido fulgurante por la velocidad de su paso, pero su brillo y su grandeza perduraron hasta los 79 años.


Porque ella era una reina.
Una reina de la pantalla, pero reina al fin y al cabo.

2 comentarios:

Goldman (bad to the bone) dijo...

Tú lo has dicho, bella.

Crisis@Madrid dijo...

Bella no, preciosa