miércoles, marzo 08, 2006

Día de la Mujer Trabajadora

Hoy se celebra el día de la Mujer Trabajadora. Erróneamente la gente piensa en él como un día de celebración, cuando en realidad es un día de reivindicación. Si lo pensamos bien, ¿qué hay que celebrar?

Hace unos años, la mera existencia de este día me hacía hervir la sangre, pues lo veía como otro ejemplo de discriminación sexista. Sin embargo, desde que hice mi Referat para clase de alemán sobre "Die Frauenbewegung" (el movimiento feminista), me he dado cuenta de cuánto les costó a nuestras antecesoras conseguir todos los derechos que ahora disfrutamos (hablamos de occidente, claro está). Así que cualquier medida razonable que ayude en nuestros propósitos de mejora, bienvenida sea (no estoy segura de que la paridad forzada que quiere imponer el gobierno sea una buena solución).

He buscado en internet información sobre este día y me ha sorprendido lo que he encontrado. En 1977 las Naciones Unidas declararon el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer trabajadora, en conmemoración de la huelga textil femenina de 1908 en Nueva York. Concretamente el 8 de marzo de aquel año, más de 100 trabajadoras morían en la fábrica Sirtwoot Cotton. Las obreras se habían encerrado pacíficamente en dicha fabrica y el dueño de la misma cerró las puertas con candado y le prendió fuego. El color lila que identifica este día procede al color del tejido con el que trabajaban el día en que murieron.

¿Qué reclamaban estas mujeres?
Igualdad en el salarioJornadas laborales de 10 horas
Rechazo a la explotación laboral infantil.
Legalizar a las obreras la sindicalización como al hombre.
Tiempos para la lactancia.

Tampoco parece que hayamos avanzado mucho desde entonces. Todavía no tenemos igualdad salarial, seguimos sufiendo discriminación, y resulta difícil conciliar la vida familiar con la profesional.Hoy deberíamos echarnos todas a la calle a reafirmar nuestra lucha, pero sé que las manifestaciones serán minoritarias. Me pregunto qué pasa con el feminismo actual y nuestra capacidad de crítica, por qué no somos más activas, por qué no estamos más implicadas. Temo que podamos perder todo lo conseguido.

1 comentario:

Enrique dijo...

Los tiempos cambian.

¿para cuando un día de la mujer blogueadora?

;-)