jueves, octubre 29, 2009

Karaagre Vasate Lakshmi

En el Yoga Journal de este mes aparece un bello mantra matutino:
Karaagre Vasate Lakshmi,
Karamuule Saraswati.
Karamadhye Tu Govinda,
Prabhaate Kara Darshanam.

Para los que no hablamos hindi, la traducción aproximada es:

La parte delantera de las manos (las puntas de los dedos) se atribuyen a Lakshmi, diosa de la prosperidad.
La parte central de las manos (la palma de la mano) a Saraswati, diosa del aprendizaje.
La parte posterior de las manos (la base de la mano) a Govinda, el poder divino.
En la mañana, una visión de energía en mis manos.

Al pronunciar este mantra reconocemos el poder divino presente en nosotros y cómo se manifiesta a través de nuestras manos. Honramos la capacidad de manifestar la abundancia y la belleza en la vida. Es decir, somos unos transmisores de la gracia divina.


Después de leer esto, unas lagrimitas asomaban por mis ojos.
Estaba emocionada. El texto es hermoso y yo estoy sensible.
Suele pasarme después de periodos de actividad intensa.
Es curioso, de estudiante solía caer enferma al terminar los exámenes y ahora, sin embargo, me dan ganas de llorar por el vacío que queda dentro.


No obstante llego al trabajo y toda esa emotividad se diluye en la rutina.
Siento como si me anestesiaran y no fuera capaz de sentir nada.
Me da igual todo salvo lo que tengo entre manos.
Aunque es una quimera.
Cualquier acontecimiento sería capaz de desencadenar un torrente de emociones.
Desde luego, no me reconozco capaz de manifestar ni abundancia, ni belleza, ni asomo de divinidad.

Necesito descansar. Me queda un mes.

No hay comentarios: